Suculent: sazonando el Raval


Introducción
Comer y beber siempre son un placer en esta vida, no hay duda…pero poder disfrutar de ese portentoso ritual del día en restaurantes como Suculent, todavía se engrandece más.

Manducar las “suculencias” con las que nos desafía este novel y atrevido espacio culinario del Raval, os aseguro que se convierte en una experiencia digna disfrutar alguna vez. Siempre que se pueda, claro.

Quiénes son? Su filosofía
Los responsables de este novedoso proyecto no les agrada calificarse como “restaurante” a secas, sino que prefieren denominarse con un sencillo “casa de comidas de toda la vida“. Y tiene su porque.

Aunque apriori os parezca otra cosa cuando degustéis y observéis sus platos, su idea o filosofía básica no es tanto innovar, sino más bien renovar y interaccionar esos platos de siempre, los de toda la vida, tanto de la cocina mediterránea como española con un cierto punto de cocina de autor. Y creo que lo consiguen con nota…
Por ejemplo, una de sus aportaciones principales al respecto (entre otros aspectos) es la de aplicar y llevar a cabo técnicas más modernas para mejorar la ya riquísima tradición culinaria de nuestro país.
Si la nueva cocina catalana y española está a ese nivel es por propuestas y cantera como la de Suculent.

Y debo añadir a todo ello, que uno de los socios de este restaurante es el reputado chef Carles Abellán. Que su chef ha quedado entre los 5 primeros cocineros españoles en la última edición del Forum Gastronòmic de Girona. O que Ferran Adrià les ha vista ya en alguna ocasión. Con esos datos os podéis hacer una idea del nivel y de las tendencias que encontraremos en su carta.

Los menús propuestos son cambiantes, elegidos con esmero y siempre condicionados a la temporada del año en la que nos encontremos, para apostar así por los productos más adecuados a cada momento.

Otro dato curioso reside en el nombre del local: “Suculent“. Si os dais cuenta es un singular juego de palabras entre el adjetivo “suculento” (que asociamos rápidamente a la comida) y del catalán “sucar lent” (en castellano sería “mojar lentamente”).
Porque de hecho, esta “casa de comidas” pretende dar mucha importancia al pan y a que se pueda mojar pan en toda su gastronomía, como se hace a diario en infinidad de casas en nuestras tierras.
De ahí a que casi todos sus platos inviten a combinarlos y gozar de ese gran orgásmico momento cuando fundimos la salsa con un pedazo de tierno pan.

El local
Suculent se encuentra en pleno corazón del Raval (Rambla del Raval, 42). Su local es pequeño, muy acogedor gracias a su suave cromática, y algo que lo merita es que ha intentado preservar al máximo la atmósfera y algunos muebles u objetos del anterior bar que ahí existía, la antigua Bodega del Raval para no perder así la esencia de lo que fue tiempo atrás.
Eso sí, sin duda la clientela “canalla”, peculiar y desenfadada que la frecuentaba ahora ha dado paso a otro tipo de gente más moderna y cosmopolita. Sin embargo algo de su alma sigue ahí presente. Raval style.

La sutil pero esmerada decoración responde a los cánones y tendencias reciclaje más actuales (por ejemplo las mesas de madera vieja con patas y estructuras metálicas) donde todo se halla armónicamente entrelazado y mezclado entre eclécticos elementos que lo conforman: como la madera de mesas y cuadros, la cerámica de la barra o vajilla decorativa, las telas de sacos de café de las sillas, la pizarra de los menús, relojes y fotos de toreros como Manolete que cuelgan de las paredes, por poner algunos ejemplos.

Dentro existen tableros para una total de 20-30 personas y sumando las dos terrazas de fuera (justo delante y otra en la Rambla) caben hasta unas 80 personas aproximadamente.

Su propuesta gastronómica
Por lo que a la comida se refiere, dado que suele cambiar con cierta frecuencia, os recomiendo que analicéis la carta que han colgado en su web.
Nosotros tuvimos ocasión de catar varios platos, como por ejemplo: original mezcla de ceviche con gambas, caseros guisantes del Maresme con sepias pequeñitas, deliciosas croquetas de pollo, excelsas albóndigas con sepia y una sorprendente “manada” frita a la mantequilla negra (un tipo de  marisco delicioso y desconocido).
Todos los platos fueron servidos y elaborados de forma muy original, bella presentación, con buena materia prima y mezclando sabores de forma sorprendente.
Sólo apuntar, que las dosis no son muy generosas, así que según lo que pidáis os podéis quedar con algo de hambre, sobretodo, si como nosotros, compartís plato entre cuatro personas…
Ah, la selección de vinos, aunque no es muy extensa están muy bien seleccionados.

Por su parte, recordaros que Suculent aparte de ser “restaurante” para todas los ágapes del día (desayunos, comidas y cenas) ejerce de igual forma de bar. Así pues, si queréis pasaros únicamente a beber y picotear alguna tapa, también sois bienvenidos.

Novedades
En breve, los dueños de Suculent abrirán una nueva propuesta: la Taverna del Suculent. Se trata de una asociación cultural gastronómica donde se hablará, leerá e investigará sobre gastronomía. Estaremos atentos a las novedades!

Conclusión
En definitiva, Suculent es sin lugar a dudas un restaurante, perdón…una casa de comidas de mucha categoría que quiere preservar los valores culinarios de antaño sazonándolos con una pizca de modernidad y originalidad.

Es asimismo, un espacio culinario situado en un castizo barrio que resulta enormemente recomendable. Por su filosofía, por su decoración, por su gran trabajo preservando una antigua bodega, por su proyecto, por el esmero que ponen en todo, por su apuesta por los jóvenes cocineros, por su envite a dar un toque de calidad al Raval, por su valoración de la tradición culinaria local, por su devoción por “sucar pa” u otros hábitos tan nuestros y porque nos han demostrado que podemos optar y disfrutar de alta cocina a un precio asequible y más que razonable.

N’hi ha per sucar-hi pa…

Ya puedes reservar tu mesa en Suculent mediante ElTenedor.es:

Generique_728x90_ES

Te gustará si te gustó: Cañete, Ferrum, Restaurant Hotel Do Reial o Bar Mut.
Presupuesto:
€€€€ (4/5)
Depende lo que se pide.
Cena media entre 20-50€ por persona aprox.
Dirección: Rambla Raval, 43 08001 Barcelona
Tel.: +34 934 43 65 79
Horario:
Lunes y Martes cerrados.
De Miércoles a Domingo de:
13:00h – 16:00h
20:30h – 23:30h
Metro: Drassanes (L3), Paral·lel (L2,L3)
Web: http://www.suculent.com
Email: suculent@suculent.com
Facebook: https://www.facebook.com/SuculentBCN
Twitter: @SuculentBCN


Related posts:

Last updated by at .