Mirador de las Baterías Antiaéreas: el nuevo balcón 360º de Barcelona

Mirador Baterias antiaéreas Barcelona Mirador Baterias antiaéreas Barcelona Mirador Baterias antiaéreas Barcelona Mirador Baterias antiaéreas Barcelona Mirador Baterias antiaéreas Barcelona Mirador Baterias antiaéreas Barcelona Mirador Baterias antiaéreas Barcelona Mirador Baterias antiaéreas Barcelona

Introducción
Sin duda Barcelona sigue teniendo “secret spots” que brindarnos  (no por mucho tiempo…) y hoy os quiero presentar uno de ellos, si no lo conocéis todavía, claro. Hablo del Mirador de las Baterías Antiaéreas (o Búnkers del Carmel).

Este nuevo “balcón” de la ciudad se localiza en el Turó de la Rovira, uno de los cerros del norte de la ciudad, parte de la Serra de Collserola en el Barri del Carmel.

Un poco de historia
Fue gracias a su excelente panorámica de 360º, que este emplazamiento fue construido en 1938 para intentar proteger la ciudad de los aviones fascistas, a raíz de los graves bombardeos que arrasaron la ciudad en febrero del año 37.
Los republicanos instalaron ahí 4 cañones y diferentes búnkers para defender Barcelona de las posibles bombas.

Finalizada la Guerra Civil, se retiró la artillería y en los huecos dejados por los cañones u otras estructuras se empezaron a construir sin mucho control urbanístico los famosos barrios de barracas (casas precarias). En concreto, en el área de las baterías creció el conocido “barri dels canons” (barrio de los cañones).
En esas barracas vivieron mucho inmigrantes, los cuales construyeron ellos mismos como pudieron tales edificaciones.
Como curiosidad, hoy en día, como si de un vestigio arqueológico se tratara, debajo de los cañones podemos aún observar los azulejos de suelos y paredes de varias estancias, tal y cual fueron colocadas en las barracas que aprovecharon los cementos de las baterías.

En 1990, coincidiendo con la Barcelona pre-olímpica, se retiraron todas las barracas de la ciudad, donde claro está, las del Turó de la Rovira no quedaron exentas.
Luego en 2006, el MUHBA (Museu d’Historia de Barcelona) empezó los trabajos de recuperación y adecuación museística del lugar para ofrecernos un mejor conocimiento de la memoria de uno de los espacios clave de la Guerra Civil y posguerra.
Finalmente en 2011 se inauguró este nuevo espacio patrimonial de la ciudad, para todos los públicos, al aire libre y gratuito.

Actualmente
Gracias a la labor del MUHBA se ha contextualizado y adecentado el espacio, por ejemplo, colocando varios carteles informativos de lo que fue y ocurrió en esa zona desde su construcción hasta los últimos días del barraquismo.

El mirador se divide en dos zonas bien delimitadas: por un lado tenemos el primer estadio donde encontramos los restos de las antiguas barracas que albergó el lugar y que advertimos por los suelos repletos de azulejos y claras separaciones de diferentes habitaciones; y en un segundo nivel hallamos la zona de baterías y búnkers.
Ambas áreas nos regalan vistas increíbles sobre la ciudad, no obstante, es la parte de los cañones la que nos ofrece una panorámica de 360º y magníficas terrazas de cemento donde sentarnos para deleitarnos con la excelente vista.

A día de hoy, este mirador está muy de moda y ello se palpa en el constante flujo de gente que lo visita, sobre todo en época de buen tiempo. Un volumen no agobiante pero sí es numeroso, nada que ver con hace unos años, cuando este mirador era completamente desconocido para la mayoría y sólo disfrutado por vecinos locales.

Es habitual pues encontrarse a grupos de amigos tomando algo o haciendo un breve picnic, o parejas haciéndose fotos o incluso grupos de tours guiados (el MUHBA ofrece varios) deleitándose un mirador inmejorable donde tomar instantáneas asombrosas de Barcelona.

Cómo llegar
Es sin duda uno de los hándicap del lugar, no obstante, el viaje vale mucho la pena. Seguramente tengáis que preguntar más de una vez hasta encontrarlo, ya sea al conductor del autobús o algún lugareño, porque por ahora, la señalización es casi inexistente desde las paradas de metro/bus hasta el mirador.
Tened en cuenta que es un sitio al aire libre y por lo tanto no hay horarios y es de momento, de libre acceso a todo el mundo.

Para llegar tenéis varias opciones de transporte público. Las más recomendables son:
Autobuses: 24,28,92,86,119 (podéis preguntar al conductor qué parada exacta es)
Metro: parada “El Coll-La Teixonera” (L5); parada “Guinardó” (L4). Esta opción implica andar algo más que el autobús.

En definitiva
Aunque tardes en llegar hasta él, definitivamente el sitio lo mérita, porque el emplazamiento es sencillamente fantástico y con una vista panorámica de Barcelona que te dejará con la boca abierta.
Si quieres conocer de primera mano un impactante trozo de nuestra historia reciente, si quieres hacerte fotos para tu perfil de Facebook o si quieres un lugar especial para estar un rato con tu pareja o si buscas un espacio diferente para compartir unos instantes con tus amigos ante un majestuoso telón de fondo, entonces no dejes de visitar el Mirador de las Baterías Antiaéreas.

Presupuesto: Acceso gratuito
Dirección: Carrer Marià Labèrnia s/n, 08032 Barcelona
Bus: 24,28,92,86,119
Metro: El Coll-La Teixonera (L5); Guinardó (L4)
Tel.: +34 93 256 21 22
Horario: siempre abierto
Web: http://museuhistoria.bcn.cat/es/node/371
Email: reservesmuhba@bcn.cat
Facebook: https://www.facebook.com/bcn.cat
Twitter: @bcncultura

Related posts:

Last updated by at .